Asamblea Constituyente CDMX

La Asamblea Constituyente de la Ciudad de México estará integrada por 100 diputados, de los cuales 60 serán electos por el principio de representación proporcional el domingo 5 de junio. Algunos políticos y analistas han pronosticado que la composición de la Asamblea contrastará notablemente con los votos que obtendrán los partidos en la elección del próximo domingo debido a que 40 de los 100 diputados serán designados de manera directa por el Congreso y por los gobiernos federal y de la Ciudad de México.

Efectivamente, es probable que el PRI y PRD tengan mayor poder de negociación en la aprobación de la Constitución Política de la Ciudad de México aún si MORENA obtuviera una victoria holgada en la elección. La tabla de abajo muestra una posible configuración de los 60 diputados que serán electos por el principio de representación proporcional. (El método para obtener estos resultados se describe más adelante.) De acuerdo con este escenario, MORENA podría recibir alrededor del 30% de las 60 curules en disputa.

Partido Estimación Límite inferior Límite superior
PAN 9 7 10
PRI 8 7 9
PRD 13 10 16
PVEM 2 2 3
PT 1 1 1
MC 2 1 2
PANAL 1 1 2
Morena 19 15 22
ES 2 2 2
Indep 3 0 6

¿Pero qué influencia tendrían los partidos políticos en la aprobación del texto constitucional bajo este escenario hipotético? La figura de abajo muestra el índice de poder de Banzhaf una vez que consideramos el total de curules en la Asamblea (Como se explica en la metodología, el número total de curules será de 98 en vez de 100.) El índice de Banzhaf mide la capacidad de cada uno de los partidos para bloquear o aprobar un borrador de la Constitución. Específicamente, mide el número de veces en que cada partido o bloque de candidatos independientes sería decisivo para que una coalición apruebe o rechace el texto que se someta a votación en la Asamblea. La gráfica muestra el índice para tres tipos de reglas: aprobación con 50%, 66% y 75% de los votos de la Asamblea. El Constituyente deberá aprobar el documento final por las dos terceras partes de sus integrantes presentes (66%). Como se observa, MORENA tiene un índice de Banzhaf (19%) similar al del PAN (17%) y notablemente menor al del PRI (25%) y PRD (24%).

plot_Banzhaf

Indice de Banzhaf. Puntos representan mediana de las distribuciones de probabilidad. Las líneas horizontales cubren los percentiles 2.5% y 97.5% de las distribuciones.

La razón por la que MORENA tiene un índice de poder bajo si se le compara con los resultados de la elección se debe a las designaciones directas del Congreso y los gobiernos federal y local. Los cien diputados constituyentes serán elegidos de la siguiente manera:

  • Sesenta se elegirán según el principio de representación proporcional, mediante una lista votada en una sola circunscripción plurinominal
  • Catorce senadores designados por el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes de la Cámara, a propuesta de su Junta de Coordinación Política.
  • Catorce diputados federales designados por el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes de la Cámara, a propuesta de su Junta de Coordinación Política.
  • Seis designados por el Presidente de la República.
  • Seis designados por el Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Las Cámaras de Diputados y Senadores designaron a sus representantes en proporción al número de legisladores en las bancadas del Congreso, lo cual impulsa la influencia del PAN y del PRI. Estos nombramientos, y la posibilidad de que los ciudadanos designados por el Presidente y el Jefe de Gobierno aumenten la presencia del PRI y PRD, podrían modificar sustantivamente la correlación de fuerzas en la Asamblea.

El resto del post describe el método y los supuestos para calcular la conformación de la Asamblea. El método es el mismo que Salvador Ascencio, Martín Gou, Pedro Sánchez y un servidor utilizamos para elaborar una pequeña nota en el blog de Nexos sobre la Asamblea Constituyente. La única diferencia es que en este post incorporamos información adicional de dos encuestas de intención de voto. Como mencionamos a lo largo de ese texto, no se trata de un ejercicio de predicción pues es dificil estimar el resultado de la elección con la información disponible. Sin embargo, el escenario que planteamos ilustra el contraste que puede existir entre las preferencias electorales de los votantes y la conformación de la Asamblea como consecuencia de las reglas electorales.


Nota Metodológica

 

1 Diputados elegidos por representación proporcional

60 de los 100 representantes de la Asamblea Constituyente serán designados a través de una elección popular que se celebrará el próximo 5 de junio. El procedimiento para repartir las 60 curules consta de dos etapas:

  • En la primera, se asignará una curul a todos los candidatos independientes que obtengan una votación igual o mayor al cociente natural, que será el que resulte de dividir la votación válida emitida entre sesenta.
  • En la segunda etapa, las curules restantes se repartirán a las listas de candidatos presentadas por los partidos políticos a través del método de resto mayor, para lo cual se establecerá un nuevo cociente que será resultado de dividir la votación emitida, una vez deducidos los votos obtenidos por los candidatos independientes, entre el número de diputaciones restantes por asignar.

En las siguientes secciones explicamos nuestra estrategia empírica para estimar la asignación de las 60 curules.

1.1 Candidatos independientes

Veintiún ciudadanos aparecerán en la boleta electoral como candidatos independientes. Estimar su porcentaje de votos es una tarea complicada. En primer lugar, no contamos con antecedentes electorales para informarnos sobre la proclividad a votar por candidaturas independientes a nivel de la Ciudad de México. En las pasadas elecciones de 2015 participaron por primera vez candidatos independientes para Jefes Delegacionales en sólo 5 de las 16 delegaciones, en 5 de los 40 distritos locales, y en sólo 1 de los 27 distritos federales. Los diputados constituyentes serán electos mediante una lista votada en una sola circunscripción plurinominal que abarca a toda la Ciudad de México.

En segundo lugar, existen dos factores que podrían empujar su nivel de apoyo en direcciones opuestas. Por una parte, la boleta electoral solicitará al votante decidir en primera instancia si desea votar por un candidato independiente o por un partido político (de manera genérica), y después pedirá elegir un candidato o partido en específico. Es posible que este nuevo formato favorezca a los candidatos independientes. En varias encuestas de intención de voto a nivel nacional, los candidatos independientes raramente alcanzan 10% de las preferencias cuando se les coloca en una lista junto a los partidos políticos; en cambio, cuando se plantea a los encuestados si prefieren votar por un partido político o por un candidato independiente, más del 60% elige a éstos últimos. La etiqueta de «independiente» puede evocar sentimiento positivo cuando se le contrasta de manera directa con la de «partido político».

plot_boleta

Por otro lado, la elección despierta poco interés entre los habitantes de la Ciudad de México. Aunado a que no habrán elecciones concurrentes para otros cargos con mayor visibilidad, es previsible que la tasa de participación sea considerablemente baja. Esto significa que gran parte de las personas que asistan a las urnas podrían ser ciudadanos movilizados por los partidos, lo que disminuiría en términos relativos el porcentaje de votos para los candidatos independientes.

Dada nuestra ignorancia sobre el nivel de apoyo de los candidatos independientes, decidimos plantear un rango considerablemente amplio dentro del cual se ubicará su porcentaje de votos. Así pues, situamos su votación dentro de un intervalo que tiene 5% como cota inferior y 25% como cota superior. Si bien el límite superior pudiera ser grande, deseamos incorporar la posibilidad de que ocurra una situación extrema. Incluso, no tenemos razones a priori para suponer que es más probable observar un valor que otro dentro de ese rango. Así pues, nuestros supuestos sobre el porcentaje de votación para los candidatos independientes, Y_{indep}, puede caracterizarse con una distribución uniforme,

\begin{aligned}  Y_{indep}\sim U\left(0.05,0.25\right)  \end{aligned}

La figura de abajo muestra la distribución de una muestra de 500 mil valores que provienen de dicha distribución. Como se observa, la gráfica refleja nuestro supuesto de que la probabilidad de observar cualquier valor entre 5% y 25% es la misma.

plot_uniforme

Distribución a priori del porcentaje total de votos para candidatos independientes (valores simulados de una distribución uniforme).

Ahora bien, ¿qué porcentaje de votos obtendrían los candidatos independientes de manera individual? Denotemos el porcentaje de los votos válidos que obtendría cada uno de estos candidatos como

\begin{aligned}  \mu_{indep_{i}}=Y_{indep}*v_{indep_{i}},\;i=1,\ldots,21  \end{aligned}

donde v_{indep_{i}}\in\left[0,1\right] es la fracción de votos que recibe cada uno de los candidatos independientes del total que obtienen en su conjunto.

De nuevo, para establecer los valores v_{indep_{i}}, partimos de supuestos difusos. Ya sea por una auténtica base de apoyo, o por efectos de posición en la boleta, es factible asumir que algunos candidatos independientes recibirán más votos que el resto. Asumamos que el porcentaje de votos que obtiene cada candidato independiente proviene de una distribución Dirichlet,

\begin{aligned}  v_{indep_{i}}\sim Dir\left(\alpha_{indep_{i}}\right)  \end{aligned}

donde el vector de los parámetros de concentración, \alpha_{indep_{i}}, representa el grado de apoyo relativo de cada candidato. La tabla de abajo muestra los valores que elegimos. Como se observa, los parámetros reflejan la existencia de 5 candidatos dominantes puesto que 5 de los 21 candidatos lograron recolectar más de 85 mil firmas para respaldar su candidatura (el requisito mínimo fueron 73 mil 792 firmas).

Candidato 1 2 3 4 5 6 7 20 21
alpha 5 5 5 5 5 1 1 1 1

La gráfica de abajo muestra la distribución de una muestra de 500 mil valores simulados provenientes de \mu_{indep_{i}} para dos candidatos independientes con parámetros \alpha_{indep_{i}}=5 y \alpha_{indep_{i}}=1. (Especificar su identidad es innecesario para fines del análisis; sólo es necesario suponer que algunos recibirán más votos que los demás).

plot_density_Indep

Distribución de porcentaje de votos de dos tipos de candidatos independientes (valores simulados de una mixtura de distribuciones uniforme y Dirichlet).

Los vectores simulados de la distribución de \mu_{indep_{i}} pueden usarse para asignar las curules de los candidatos independientes. Así pues, asignamos una curul a todos los candidatos que obtienen una votación igual o mayor al cociente natural o \frac{1}{60} en cada simulación. El número total de curules para los candidatos independientes es:

\begin{aligned}  C_{Ind}=\sum_{i=1}^{21}s_{i}  \end{aligned}

donde

\begin{aligned}  s_{i}\begin{cases}  =1 \quad \textrm{si}\;\mu_{indep_{i}}\geq\frac{1}{60}\\  =0 \quad \textrm{de lo contrario}  \end{cases}  \end{aligned}

La figura de abajo muestra la distribución del número total de curules obtenidas por los candidatos independientes.

plot_curules_indep

Distribución del número total de curules recibidas por los candidatos independientes

1.2 Partidos políticos

Estimar el porcentaje de votos que recibirán los partidos políticos también es una tarea complicada. Nuevamente, una de las razones es nuestro desconocimiento del impacto de la participación electoral. Una baja tasa de participación podría traducirse en que los partidos con mejor estructura obtengan mejores resultados debido a que son más efectivos para movilizar a sus simpatizantes a las urnas.

Pese a esta dificultad, asumiremos que el porcentaje de votos para cada partido está estrechamente correlacionado con una variable inobservable que denota cierta «predisposición partidista». Puesto que esta variable es inobservable, asumimos que 1) los resultados de las elecciones locales y federales del año pasado, así como 2) los resultados actuales de las encuestas de intención de voto, son manifestaciones observables de dicha predisposición.

1.2.1 Resultados de la elección de 2015

Suponemos que el número de votos que recibieron los partidos políticos en las elecciones para Diputados Federales, Diputados Locales y Jefes Delegacionales de 2015 provienen de una distribución que denominaremos «preferencia electoral». Los resultados de esas elecciones son realizaciones de la preferencia electoral, y se desvían de su valor típico debido a factores específicos, como efectos de candidatos o la importancia de los cargos que se eligieron. Así pues, nuestro objetivo es aproximarnos a la «preferencia electoral» aislando tales efectos.

Para calcularla, estimamos los parámetros del siguiente modelo multinomial-multinivel:

\begin{aligned}    V_{ij}&\sim&Multinomial\left(\pi_{ij}\right),\;j=1,\ldots,9    \\\pi_{ij}&=&\frac{\exp\left(\eta_{ij}\right)}{{\textstyle \sum_{j=1}^{J}}\exp\left(\eta_{ij}\right)}  \\\eta_{ij}&=&\beta_{j}+\gamma_{e\left[i\right]}^{elec}+\gamma_{d\left[i\right]}^{del}+\gamma_{l\left[i\right]}^{dloc}+\gamma_{f\left[i\right]}^{dfed}+\gamma_{s\left[i\right]}^{sec}\\\eta_{J}&=&0\\\gamma_{e}^{elec}&\sim&N\left(0,\sigma_{elec}^{2}\right),\;e=1,2,3\\\gamma_{d}^{del}&\sim&N\left(0,\sigma_{del}^{2}\right),\;d=1,\ldots,16\\\gamma_{l}^{dloc}&\sim&N\left(0,\sigma_{dloc}^{2}\right),\;l=1,\ldots,40\\\gamma_{f}^{dfed}&\sim&N\left(0,\sigma_{dfed}^{2}\right),\;f=1,\ldots,27\\\gamma_{s}^{sec}&\sim&N\left(0,\sigma_{sec}^{2}\right),\;s=1,\ldots,5504  \end{aligned}

donde V representa número de votos, y los índices i,j,e,d,l,f,s denotan las observaciones, los partidos políticos, el tipo de elección, la delegación, los distritos locales y federales y las secciones electorales, respectivamente. Los datos incluyen 16,512 observaciones que corresponden al número de votos que obtuvo cada uno de los partidos políticos en las elecciones de Jefe delegacional, Diputado Local y Diputado Federal de 2015 en 5,504 secciones electorales.

Nuestro interés reside en el parámetro \beta_{j}, que puede interpretarse como la «preferencia electoral» en la elección de 2015. De dicha preferencia se deriva la probabilidad de votar por cada partido:

\begin{aligned}  Y_{elec_{j}}=\frac{\exp\left(\beta_{j}\right)}{{\textstyle \sum_{j=1}^{J}}\exp\left(\beta_{j}\right)},\;\beta_{J}=0  \end{aligned}

La figura de abajo muestra la distribución de 500 mil valores simulados provenientes de Y_{elec_{j}}^{*}.

plot_coefplot

Estimaciones de la preferencia electoral en la elección de 2015 (distribución de valores simulados provenientes de Y_{elec}).

1.2.2 Encuestas de intención de voto

Otro indicador observable de la «predisposición partidista» son las preferencias que recogen las encuestas de intención de voto. Desafortunadamente, hasta donde tenemos conocimiento, son muy pocas las encuestas públicas sobre intención de voto para elegir a Diputados de la Asamblea Constituyente.

Por lo tanto, utilizamos los resultados de 5 encuestas tanto para elección de la Asamblea Constituyente como de Jefe de Gobierno de 2018 publicadas entre febrero y mayo de este año:

  • Buendía & Laredo (febrero 2016)
  • El Universal (marzo 2016)
  • Reforma (abril 2016)
  • El Financiero (mayo 2016)
  • Varela y Asociados (mayo 2016)

Utilizando los resultados de dichas encuestas, aproximamos la distribución de la intención de voto para cada partido Y_{enc_{j}},j=1,\ldots,9 con una distribución normal:

\begin{aligned}  Y_{enc_{j}}\sim N\left(p_{j},\sqrt{\frac{p_{j}*\left(1-p_{j}\right)}{n}}\right)  \end{aligned}

donde p_{j} es la proporción estimada en la encuesta y n es el tamaño de la muestra, luego de descontar a los entrevistados que no manifiestaron preferencia o indicaron que votarían por un candidato independiente. En el caso de las encuestas de Buendía & Laredo, El Universal, el Financiero y Varela y Asoc. se tomó un tamaño “efectivo” por tratarse de encuestas en vivienda por conglomerados (la conglomeración aumenta la varianza de las estimaciones). El tamaño efectivo se define como n*=\frac{n}{deff} donde deff es el efecto de diseño. Utilizando información de ejercicios similares, el deff se fijó en 1.5. Los puntos estimados y los intervalos de confianza se muestran en el meta-análisis de la siguiente sección.

1.2.3 Resultados de meta-análisis

Recordemos que nuestro objetivo es estimar cierta «predisposición partidista» que servirá como una variable proxy del porcentaje de votos que podrían obtener los partidos en la elección de Diputados para la Asamblea Constituyente. Ahora bien, asumimos los resultados de las elecciones locales y federales del año pasado y los resultados de las encuestas de intención de voto son manifestaciones observables de dicha predisposición. Una vez que hemos estimado la «preferencia electoral» de la elección de 2015 y contamos con los resultados de las encuestas de intención de voto, ¿cómo podemos estimar la «predisposición partidista»?

La técnica de meta-análisis es un método comúnmente empleado para agregar varios estimadores que (se asume) provienen de una distribución desconocida. El principio fundamental en el que se basa es combinar la información disponible, ponderando por la certidumbre de cada pieza de información. Por ejemplo, una estimación con menor varianza tendrá más importancia en la agregación que una estimación con mayor varianza.

Así, «predisposición partidista» puede definirse como:

\begin{aligned}  \begin{array}{ccc}  y_{i,j} & = & \theta_{i,j}+e_{i,j}\\  \theta_{i,j} & = & \mu_{j}+u_{i,j}\\  e_{i,j} & \sim & N\left(0,\tau_{j}^{2}\right)\\  u_{ij} & \sim & N\left(0,\nu_{j}^{2}\right)  \end{array}  \end{aligned}

donde y_{i,j} denota la proporción estimada en cada fuente de información (modelo de la elección de 2015 y cinco encuestas de intención de voto). Asumimos que estas proporciones son estimaciones insesgadas de la «predisposición partidista», \mu_{j}. La heterogeneidad de los métodos empleados en cada fuente de información es capturada por u_{ij}, mientras que e_{i,j} es un componente residual de error.

La figura de abajo muestra los resultados del meta-analisis. En ella se observa las estimaciones de cada fuente de información, y al final de cada gráfica la estimación del parámetro \mu_{j}, la «predisposición partidista».

plot_metanalisis

La distribución del número de curules que les corresponde a los partidos políticos se calcula al propagar la incertidumbre de 500 mil simulaciones que provienen de C_{Ind} y \mu_{j}.

Una vez que fueron repartidas las curules de los independientes que obtuvieron una votación igual o mayor al cociente natural, las curules restantes se reparten a las listas de los partidos políticos a través del método de resto mayor, para lo cual se establece un nuevo cociente que resulta de dividir la votación emitida, una vez deducidos los votos obtenidos por los candidatos independientes, entre el número de diputaciones restantes por asignar. Así,

\begin{aligned}  C_{j}=g\left(\mu_{j},n\right),\;n=60-C_{Ind}  \end{aligned}

donde g es la función del método de resto mayor que depende de la votación de los partidos políticos y del total de curules disponibles luego de asignar las que les corresponden a los independientes. El resultado final se muestra en la figura de abajo.

plot_barplot_eleccion1

2 Gobiernos Federal y de la Ciudad de México

Para estimar la distribución de las 100 curules de la Asamblea Constituyente, es necesario incluir en el análisis las 40 designaciones que harán los gobiernos Federal y Local y el Congreso de la Unión. En esta sección presentamos algunos supuestos sobre las designaciones de los gobiernos Federal y de la Ciudad de México.

Los gobiernos federal y local podrán designar 6 ciudadan@s para la Asamblea Constituyentes cada uno. Si bien estos ciudadano@s pueden ser independientes de los actores políticos, asumiremos que los gobiernos federal y local seleccionarán a ciudadan@s con muy alta probabilidad de votar en el mismo sentido que los representantes del PRI y PRD, respectivamente (o de sus tradicionales socios de coalicion).

Así, decidimos caracterizar filiación partidistas de estos ciudadanos con un componente estocástico. Supongamos que el número de ciudadan@s afines a cada partido que son propuestos por los gobiernos federal \left(C_{F}\right) y local \left(C_{L}\right) proviene de una distribución multinomial:

\begin{aligned}  C_{F}\sim Multinomial\left(n=6,\pi_{F}\right)  C_{L}\sim Multinomial\left(n=6,\pi_{L}\right)  \end{aligned}

donde \pi_{F}=p_{F_{1}},\ldots p_{F_{10}} y \pi_{L}=p_{L_{1}},\ldots p_{L_{10}} son vectores que denotan la probabilidad de que ambos gobiernos designen a ciudadan@s afines a cada unos de los nueve partidos políticos. Asumamos que \pi_{F}\sim Dir\left(\alpha_{F}\right) y \pi_{L}\sim Dir\left(\alpha_{L}\right), donde \alpha_{F}=a_{F_{1}},\ldots,a_{F_{10}}; \alpha_{F}=a_{F_{1}},\ldots,a_{F_{10}} denotan los parámetros de concentración de una distribución de Dirichlet. En concordancia con el párrafo anterior, sus valores son los siguientes:

PAN PRI PRD PVEM PT MC PANAL Morena ES Indep
alpha_FED 0 15 0 1 0 0 1 0 0 0
alpha_CDMX 0 0 15 0 1 1 0 0 0 0

3 Congreso

Las Cámaras de Diputados y Senadores podían designar 14 representantes para la Asamblea Constituyente cada una. Sin embargo, tanto el PT en la Cámara de Senadores como Morena en la Cámara de Diputados decidieron no enviar ningún representante de su partido a pesar de que les correspondía uno por acuerdo de la Juntas de Coordinación Política del Congreso. Por lo tanto, el número de representantes del Congreso en la Asamblea Constituyente será 13+13=26, en lugar de 28. La distribución partidista de los representantes del Congreso se trata como fija y se muestra en la siguiente tabla:

Partido Diputados Senadores
PAN 3 4
PRI 4 6
PRD 2 2
PVEM 1 1
PT 0 0
MC 1 0
PANAL 1 0
Morena 0 0
ES 1 0
Total 13 13

Para estimar la conformación total de la Asamblea Constituyente simplemente propagamos la incertidumbre de cada componente del modelo a través de las simulaciones de cada distribución:

\begin{aligned}  S_{j}=C_{j}+C_{F_{j}}+C_{L_{j}}+C_{D_{j}}+C_{S_{j}}  \end{aligned}

La distribución total se muestra en la figura de abajo:

plot_barplot_total

Finalmente, para estimar el poder de los partidos en las coaliciones ganadoras calculamos la mediana de la distribución de S_{j} y aplicamos el algoritmo de Banzhaf.


Replicación

 

One thought on “Asamblea Constituyente CDMX

  1. NO ME GUSTA NADA EL MODO COM OSE ESTÁN HACIENDO ESTAS VOTACIONES POR LOS COSNTITUYENTES, ME HUELE A FRAUDE. YAESATMOS HASTA LA CORONILLA.

Leave a Reply